Se come cultura: educación para la salud

El tiempo extracurricular es un momento ideal para abordar estas preguntas de una manera más divertida y profunda que en clase. Es posible poner en marcha proyectos a largo plazo donde los jóvenes sean realmente actores y donde se promueva la educación entre pares.

La alimentación es un importante problema de salud pública (en particular debido a la obesidad) que requiere que todos los actores (niños, padres, maestros, profesionales de la salud, asesores educativos, etc.) sean partes interesadas en una proyecto. Por ello, planeamos promover conductas favorables a la salud a través de un enfoque sistémico que permita el desarrollo de habilidades psicosociales.

Esto se percibe mejor cuando la educación alimentaria no se establece como tal sino a través de actividades de ocio que permitirán un acercamiento a los contenidos educativos relacionados con la alimentación porque serán integrado en un enfoque cultural: la comida en la Edad Media, por ejemplo.

La originalidad es, por tanto, desarrollar acciones que combinen patrimonio cultural y salud. De hecho, la investigación actual en el campo de la prevención muestra que las acciones dirigidas a un producto específico son a veces más incentivadoras que preventivas. Por tanto, se vuelve importante implementar acciones que promuevan el desarrollo de la eficiencia personal y la autoafirmación dentro del grupo de pares.

Es por eso que hemos decidido vincular los temas y enfoques para implementar acciones sobre alimentación a través de un enfoque interdisciplinario y colorante cultural: la alimentación en la Edad Media en el norte de Europa y en Europa. Europa mediterránea o en la época de los romanos o los egipcios, etc. La variedad de temas constituye una verdadera mina de explotación y no puede dejar indiferente.

A través de la cocina en la Edad Media, cada grupo de participantes será conducido a descubrir los alimentos que existían (y que no existían) en un momento y en un área geográfica determinada. Después de haberlos identificado, deberán preparar un menú equilibrado (preparar una comida real) para el otro grupo; Para ello, por supuesto, se les llevará a descubrir las reglas del equilibrio alimentario ... familias de alimentos, por ejemplo.

Las herramientas pedagógicas del entretenimiento educativo se utilizarán especialmente como " Gastrono-MIX », Un juego para aprender el equilibrio alimentario descubriendo a nuestros antepasados los galos que realizamos para la Ciudad de las Ciencias donde el participante debe constituir un menú equilibrado a partir de alimentos de la época celta respetando las reglas modernas equilibrio alimentario.

Nos parece importante desarrollar acciones de educación preventiva y para la salud que difieran de los talleres habituales. Para nosotros se trata de contribuir al desarrollo de la persona (niño o adulto).

Para ello, es necesario favorecer las acciones interactivas (mínima expresión, máxima acción), lúdicas (placer), educativas (aporte de conocimientos) y en desarrollo (desarrollo de habilidades psicosociales).

La persona no es un chorizo, es importante tener un enfoque transversal e interdisciplinario. Al ser las sensibilidades variables según el individuo, nos parece importante, por tanto, proponer enfoques capaces de despertar uno de los centros de interés de estos individuos: las acciones sobre la alimentación en la Edad Media ilustran nuestro punto en la dirección de donde ofrece una entrada “cultural” (la Edad Media) que puede interesar a los entusiastas de este período pero también “ocio” (cocina) que puede interesar a otros entusiastas o curiosos ... mientras que finalmente se trata de comida y temas relacionados (equilibrio, familias alimentarias, etc.) sin hacerlo simultáneamente.

es_ESSpanish